Cómo hacer un parte amistoso

Te ayudamos a hacerlo paso a paso

Conducir un vehículo es una necesidad que tenemos que cubrir para desplazarnos a diferentes lugares, y aunque sufrir un accidente en la mayoría de los casos es un hecho aislado, todos estamos expuestos a tener un choque con otro vehículo. Cuando esto ocurre es necesario rellenar un parte amistoso y es conveniente que sepamos en qué consiste este documento y para qué sirve. 

El nombre técnico del parte amistoso es Declaración Amistosa de Accidente de Automóvil (DAA). Se trata de un formulario similar a un cuestionario que tenemos que rellenar para aportar al seguro toda la información necesaria respecto al accidente. 

¿Cómo rellenar un parte amistoso de accidente?

El parte amistoso cumpliría la función de ser un registro del accidente que facilitaría los trámites a las aseguradoras y, por lo tanto, estos serían más ágiles. Pero es necesario que esté debidamente cumplimentado y firmado. 

  • Los primeros datos que aparecen en el parte amistoso son los datos generales del siniestro. En ese documento debe figurar el día, la hora y el lugar en el que se produjo el accidente. También deben aparecer aspectos más concretos, como la calle en la que tuvo lugar el choque o el kilómetro exacto del siniestro. Siempre es recomendable poner el mayor número de detalles.

 

  • Seguidamente, se tienen que indicar los datos personales de ambos conductores, los datos de los vehículos siniestrados y sus respectivas pólizas. Además, es importante que aparezca una explicación clara y concisa del accidente por parte de los dos conductores. Es conveniente que, de haberse producido, aparezcan detallados los daños materiales y personales.

 

  • Una de las características del parte amistoso es que tiene una sección en la que aparece un esquema que muestra visualmente cómo se ha producido el accidente. En ese espacio hay que indicar mediante flechas la dirección que llevaban los dos vehículos en el momento en el que se produjo el choque.

 

  • Finalmente, el documento tiene que estar firmado por los dos conductores. Pero antes de estampar la firma debemos asegurarnos de que la parte contraria ha aportado todos sus datos acompañados de la documentación correspondiente. Si no estamos seguros de este aspecto, podemos pactar con el otro conductor firmar el parte varios días después.

También debemos tener en cuenta que el parte tiene que estar rellenado por las dos caras. Además, es recomendable que anotemos los datos de las personas que se han visto afectadas y los de los testigos del siniestro en caso de que los haya. 

¿Se puede anular un parte amistoso?

El parte amistoso se puede anular si se envía ese documento a la aseguradora con nuestros datos sin que nos hayamos visto implicados en ese accidente. En ese caso tendremos que ponernos en contacto con la aseguradora y solicitar la anulación de ese parte. Es importante que solicitemos la nulidad lo antes posible, porque de lo contrario se puede interpretar que ha habido algún tipo de fraude y nos enfrentaríamos a multas y sanciones.

¿Cuánto tiempo tengo para presentar un parte amistoso?

El plazo máximo para presentar un parte amistoso es de 7 días que comienzan a contabilizarse desde el día en el que se produce el accidente. Es conveniente que rellenemos este documento en tiempo y forma. También tenemos la opción de cumplimentarlo después del accidente para aportar nuestros datos y versiones con mayor tranquilidad, pero la presentación se tiene que producir antes de que cumpla una semana desde el siniestro. Tampoco debemos olvidar que una vez firmado ya no habrá vuelta atrás. 

¿Qué hacer después de rellenar un parte amistoso?

Una vez que se entrega el parte amistoso tendremos que estar pendientes y esperar noticias por parte de la aseguradora. La compañía realizará una labor de peritaje y negociará con la otra parte aspectos como las reparaciones o las indemnizaciones. 

En caso de que no se lleguen a los acuerdos esperados, puede darse la circunstancia de que tengamos que poner una denuncia. Para ello hay un plazo de 6 meses, y si esta denuncia no es admitida, dispondremos de un año para hacer una reclamación civil. Si nos adentramos en este proceso tendremos que contar con asesoramiento por parte de la compañía y con un servicio de defensa jurídica. 

En Telefónica Correduría de Seguros buscamos que tengas toda la información que necesites, y sobre todo, valoramos tu seguridad. Nuestro seguro de coche cubre cualquier contratiempo inesperado que pueda surgir y que pueda ocasionar un perjuicio. Infórmate y conoce todas sus ventajas.

 

Preguntas Frecuentes